Categorías
Consejos

Aprovechar la fuerza negativa

160-Fondos barras paralelas_1.jpg

La mayoría de los ejercicios, por no decir todos, nos hacen utilizar dos
tipos de fuerza o movimientos musculares, que son movimientos
que hacen trabajar a los músculos de diferentes maneras, y son estas la fuerza
positiva y la fuerza negativa.

Si tomamos por ejemplo, un curl de bíceps, cuando subimos el
peso estamos utilizando la fuerza positiva de los músculos para lograr ese
objetivo de contracción de los bíceps y con ello subir el peso, pero el peso
ofrece resistencia y tiende a bajar, siendo ahí cuando la fuerza negativa entra
en juego, y debemos utilizarla para evitar perder el control sobre el peso y que
este caiga precipitadamente.

Por lo general, un error muy común en los entrenamientos es prestarle
atención solo a la fuerza positiva, dejando que los pesos caigan. Esto no solo
puede lastimar a los músculos y articulaciones al ser un
movimiento brusco, sino que también nos aleja de nuestro objetivo.

Las fuerzas negativas contribuyen mucho en el desarrollo
muscular
, sea cual fuere el objetivo, y deben ser siempre tenidas en
cuenta, siendo la mejor manera para hacerlo, realizar los ejercicios lo mas
lentamente posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *