Categorías
Consejos

Contracturas musculares (parte II)

286-1210154537_extras_albumes_0.jpg

Las contracturas musculares se «curan» solo con el tiempo y
el reposo del musculo para que se desinflame y vuelva a su
forma habitual, pero aún así hay varias formas de acelerar este proceso a modo
de que no demore tanto tiempo.

Los masajes son muy útiles, y se pueden utilizar
cremas desinflamantes o analgésicas para
amenizar el dolor. Estos masajes deben ser realizados por profesionales ya que
alguien no calificado no sabrá como estimular el fluya sanguíneo en el musculo y
solo causará dolor.

Es importante no utilizar frio, ya que si bien el hielo y el frio ayudan a
bajar la hinchazón, no hay que olvidarse de que el problema
reside en el músculo, un tejido flexible que se endurece con el frío, y es
justamente lo que queremos evitar ya que de momento se encuentra en un estado de
contracción. Lo ideal es tratar el área con calor, ya sean duchas calientes, un
secador de pelo directamente sobre el área o mantas eléctricas.

La ingesta de potasio también ayuda a reducir el riesgo de calambres, y con
ello, también reduce el porcentaje de conseguir una contractura muscular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *