Categorías
Consejos

Los beneficios de una ducha

162-ducha.jpg

Darse una buena ducha ayuda mucho mas de lo que uno se piensa y no es
solamente una medida higiénica, dado que los
deportistas suelen obtener varios beneficios
adicionales
de esta relajante práctica.

Para comenzar es bueno darse una ducha antes de ir a
entrenar
, principalmente una ducha con agua caliente dado que remueve
las obstrucciones de los poros y los limpia para que durante el entrenamiento
transpiraremos mas, lo que hace que nos ayude a eliminar la retención de
líquidos
.

Si tenemos dolores musculares tras el entrenamiento, una
ducha de agua caliente con unos masajes musculares activarán la
circulación sanguínea disminuyendo el dolor y ayudando a que
desaparezca ya que la irrigación sanguínea limpiará los vestigios de ácido
láctico que siguen lastimando las fibras musculares.

Es por eso que al terminar de entrenar una ducha puede ayudarnos enormemente
a no sentir hinchazones y poder movernos con mayor facilidad, pero si el final
de la ducha lo hacemos con agua fría, el sistema cardiovascular se verá obligado
a esforzarse un poco mas, mejorando la circulación a largo
plazo y fortaleciendo el corazón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *