Categorías
CrossFit

4 enemigos del CrossFit

flojera-crossfit

El Crossfit tiene beneficios y desventajas, cualidades y defectos, claves del éxito y enemigos. En este artículo te daremos a conocer 4 grandes enemigos del Crossfit, que se oponen a su idealismo y te impiden lograr ser un crossfiter.

El enemigo N° 1 se llama: Rutina

La rutina no es CrossFit y se opone en un 100% a éste. El Crossfit consiste en ejercicios variados, con el fin de fortalecer todos los músculos y preparar al cuerpo como un todo para cualquier desafío que se pueda presentar. La rutina, en cambio, no es completa, sino que es una forma monótona de fortalecer un grupo específico de músculos que no te ayudarán cuando tengas que usar los demás.

El N° 2: Pereza y falta de constancia

La pereza y la falta de constancia son grandes obstáculos para ser un crossfiter; ya que son requisitos fundamentales el ser constante y esforzado en este tipo de entrenamiento. Si eres de aquellos que empieza algo y luego no lo termina, que deja las cosas a medias o que promete y no cumple, porque su flojera lo vence; entonces déjame decirte que el Crossfit no es lo tuyo. Es necesario que alejes a estos enemigos garrafales y te pongas manos a la obra.

El N° 3: Mediocridad

Este también es un gran obstáculo para llegar a ser un crossfiter, ¿por qué? Porque la meta del Crossfit es “superarse a sí mismo”. Si una persona es mediocre, entonces no tendrá grandes expectativas y difícilmente logre surgir en este deporte. Ten cuidado con este enemigo y sé ambicioso, ésa es la clave del éxito.

El N° 4: Falta de tiempo

Para ser un crossfiter es necesario dedicar tiempo, si no lo tienes o no lo quieres tener, el Crossfit no es para ti. Necesitas entrenar como mínimo 3 veces a la semana; aquellos que ya llevan tiempo en esto ¡practican hasta 6 días por semana! Y los grandes como Froning y Leblanc lo hacen cada día, como parte de sus vidas. Pero, ¿crees tú que lograrás ser como ellos si no tienes tiempo? Definitivamente, no.

Si realmente quieres ser un crossfiter, fíjate bien que estas 4 cosas estén bien lejos y ni siquiera se nombren en tu vocabulario, ¡suerte!.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *