Categorías
Rutinas

Rutina de espalda + abdominales

Ya se van a completar 2 meses desde que comencé a ir al gimnasio y los cambios son ya visibles. El otro día me miré al espejo y no podía creer que ya estaba comenzando a marcarme un poco en los abdominales, eso me dio mucho ánimo para seguir adelante con mi objetivo. Esta vez trabajé el grupo muscular de la espalda, pero acompañado siempre de una rutina para mis abdominales, ya que es mi meta principal marcar esa zona, más que las otras.

espalda-rutina

Realizaba una rutina de tres sesiones de abdominales, en total cien veces; pero los músculos se van acostumbrando, luego de un tiempo deja de doler y es como hacer nada. Entonces, tengo que ir cambiando la rutina para aumentar la dificultad. Les contaré lo que hago ahora, aumenté los abdominales a 140, realizo 7 sets de 20 abdominales, sin descanso, con cambio de posiciones, siempre acostado en colchoneta.

Primero, acostado en 180 grados con los pies cruzados en alto en 90º realizo el primer set de 20; apenas termino, comienzo con el otro set, en el cual con las piernas estiradas en 45º y el tronco un poco elevado, tratando de no tocar la colchoneta, junto cabeza y piernas en el centro, doblo las piernas al mismo tiempo que llevo mi cabeza hacia mis rodillas; el tercer set es acostado con las piernas dobladas como “A”, llevando la cabeza hacia las rodillas, este es el más conocido; luego, en la misma posición, sin tocar la colchoneta, me toco los tobillos, alternando derecha, izquierda; el quinto set consiste en llevar el codo derecho hacia la rodilla izquierda con las piernas en alto, como en el primero, lo mismo se realiza en el sexto, pero hacia el otro lado; por último, realizo levantamiento de piernas estiradas, siempre acostado, veinte veces.

Esta nueva rutina me ha resultado muy dolorosa ahora que recién empecé con el cambio, pero apenas empiece a ser fácil, cambiaré y aumentaré la dificultad. De eso se trata, para poder fortalecer de manera rápida los músculos no podemos hacer siempre lo mismo, hay que ir aumentando la dificultad; aunque igual se obtienen resultados con una rutina constante, el problema es que es mucho más lento el progreso. ¿Cuál es tu rutina?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *